PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN BURGOS

miércoles, 12 de marzo de 2014

SOBRE LA REFORMA DEL REGLAMENTO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA DE LA CIUDAD DE BURGOS Y SU ADAPTACIÓN A LA LEY DE MEDIDAS DE MODERNIZACIÓN DEL GOBIERNO LOCAL

En nuestra ciudad llevamos cierto retraso en adecuar el Reglamento de Participación Ciudadana y adaptarlo a la LEY 57/2003, de 16 de diciembre, de Medidas para la Modernización del Gobierno Local, lo que está provocando una gran falta de credibilidad en los Órganos de Participación Ciudadana, más o menos consolidados, y una gran dejadez Institucional que está propiciando en la ciudadanía, a la par que cierta animadversión participativa, un incomprensible desaprovechamiento de los puntos de encuentro logrados por la diversidad del Movimiento Ciudadano. Ésta rémora participativa nos está privando de los posibles beneficios de la Gestión y Regulación de la Participación Ciudadana y de las oportunidades que nos ofrece la Descentralización Administrativa con la creación de Distritos que suplan las carencias que adolecen los Consejos de Barrio, los Consejos Sectoriales y el Consejo Local de Participación Ciudadana.

Bajo el punto de vista del Ciudadano que quiere ejercer su derecho a participar en la Gestión Participada de su ciudad el nuevo Reglamento de Participación Ciudadana tiene que ser el elemento básico del cambio del modelo permisivo e institucionalizado de Participación Ciudadana actual a un nuevo modelo de Democracia Participativa y Relacional, y configurarse en el instrumento que promocione y desarrolle la Participación Ciudadana como un Derecho inalienable de los Ciudadanos a la par que favorecer la receptividad del Equipo de Gobierno Municipal hacia las demandas y necesidades de los Ciudadanos. También deberá establecer los mecanismos institucionales que potencien la tan necesaria transparencia en los Órganos de Gestión Participativa, convirtiéndose, de ésta manera, en un nuevo instrumento de mejora de la Gestión Compartida y en un medio imprescindible para profundizar en la Democracia Local. Todo esto nos llevará a establecer un modelo de Participación Ciudadana que contemple tanto la Colaboración Individual, la tan deseada Participación Individual, como la de las diversas Entidades Ciudadanas.


La Estructura del Reglamento de Participación Ciudadana

La Estructura del Reglamento deberá materializar el Principio de Participación de los Ciudadanos en los asuntos Públicos establecido por la Constitución Española, la Carta Europea de la Autonomía Local y la normativa establecida en la Ley Reguladora de las Bases del Régimen Local y en la Ley de Medidas para la Modernización del Gobierno Local. Su Ámbito y Finalidad será el de regular los Derechos de los Ciudadanos y el de sus Entidades Ciudadanas, adoptar medidas para el Fomento del Asociacionismo y de cualquier otra forma de Asociación Ciudadana y establecer cuales son los Órganos de Participación y las diversas Formas y Mecanismos de Promoción y Desarrollo de la Participación Ciudadana.

Sobre Los Derechos de los Ciudadanos:
   El nuevo Reglamento de Participación Ciudadana deberá ser un elemento esencial que garantice y haga realidad determinados Derechos de los Ciudadanos, en concreto los relacionados con la Información sobre la Gestión de las Competencias y Servicios Municipales, el Acceso a los Archivos y Registros y al Conocimiento de los Procedimientos en Curso en relación con las Actuaciones Urbanísticas o cualquier otras que pueda afectar a la ciudadanía o a un ámbito territorial concreto. También deberá reconocer el Derecho de los Ciudadanos a ser Informados de los Resultados de la Gestión Municipal, estableciendo el deber del Ayuntamiento de la definición de un Conjunto de Indicadores de Actividad que tendrá que publicar anualmente. Además tendrá que regular las formas de Participación de los Ciudadanos en los Distritos y prever las fórmulas en que los Ciudadanos y sus Asociaciones puedan efectuar sus iniciativas y exposiciones, tanto individual como colectivamente.

Sobre la Iniciativa Popular:
   El Reglamento regulará la Iniciativa Popular estableciendo los mecanismos adecuados para que los Ciudadanos puedan ejercer ésta iniciativa y puedan presentar Propuestas de Acuerdos, Propuestas de Actuaciones o Proyectos de Reglamentos en Materias de Competencia Municipal.

Sobre El Derecho a la Audiencia Pública:
   El Reglamento configurará el Derecho de los Ciudadanos a la Audiencia Pública dónde podrán solicitar la celebración de Sesiones Específicas Públicas sobre temas relevantes, y serán informados y escuchados sobre los Asuntos de Competencia Municipal.

Sobre las Fórmulas de Participación Ciudadana:
   El Reglamento debería establecer mecanismos de Participación Activa y Vinculante tales como: Los Sondeos de Opinión, Las Encuestas de Satisfacción de los Usuarios de Servicios, Los Consejos y Foros Temáticos, Los Paneles Ciudadanos, Las Encuestas Deliberativas, Los Bancos de Ideas Ciudadanas, El Registro Ciudadano para La Participación Individual, Los Contratos de Barrio, Los Presupuestos Participativos, etc.

Sobre el Impulso del Asociacionismo:
   El Reglamento regulará el Registro de Entidades Ciudadanas y deberá de concretar medidas para el Fomento y Desarrollo de cualquier tipo de Asociacionismo y Voluntariado, se creará la Carta de Servicios y Fomento del Asociacionismo.

Sobre los Órganos de Participación Ciudadana:
   El Reglamento provisionará a la Ciudadanía un conjunto de Órganos de Participación cuya misión será la de canalizar las aportaciones de los Ciudadanos y de sus Entidades allá dónde su visión de mejora de la ciudad sea mayor:
   .- Modernizará los Consejos de Barrio, pasando estos a formar parte de los Consejos Territoriales de Distrito, de nueva creación. Este sistema facilitará su labor y aumentará su representatividad. El Consejo de Distrito, pasará a ser presidido por un Concejal y compuesto por un máximo de personas, a determinar, en el que se incluirá a representantes de las Entidades Ciudadanas que llevan a cabo su labor en dicho ámbito territorial y a Ciudadanos elegidos por un procedimiento aleatorio o mediante la creación de un listado de Ciudadanos Interesados en Participar.
   .- Potenciará los Consejos Sectoriales de carácter consultivo, uno por cada Área de Gobierno, estarán presididos por el Concejal responsable de la misma y su composición estará formada por un Vicepresidente en representación de las Entidades Ciudadanas inscritas en dicho Consejo, los Vocales serán representantes de Instituciones vinculadas con el Sector y de Órganos de Participación que desarrollen su labor en cada ámbito concreto de actuación.

Sobre el Consejo Social de la Ciudad:

   El Reglamento de Participación Ciudadana establecerá las bases para crear el Consejo Social de la Ciudad el cuál se configurará como el Órgano más amplio posible de Participación Ciudadana en la Gestión Municipal, tendrá su propio Reglamento de Funcionamiento y entre sus funciones le corresponderán el Estudio y la Propuesta en Materia de Desarrollo Económico y Social, la Planificación Estratégica de la Ciudad y los Grandes Proyectos Urbanísticos

lunes, 20 de enero de 2014

BUSCANDO LA BUENA PRAXIS DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN LA CIUDAD DE BURGOS

A día de hoy existe, en la sociedad Burgalesa, una gran preocupación por los problemas que genera la falta de una buena praxis de la Participación Ciudadana en el seno del Equipo de Gobierno Municipal de nuestra ciudad: si tenemos en cuenta los vínculos existentes entre la involución de las estructuras democráticas y el desarrollo de la participación de los ciudadanos, y en el de sus formas de participar, o de las formas en las que nos dejan participar; observamos que la participación directa, el gran baluarte de la democracia representativa, choca frontalmente con los cauces y demandas de Participación Ciudadana que reclaman los valedores de una apertura relacional entre administrados, ciudadanos que eligen, y administradores, ciudadanos que han sido elegidos.

Sabemos que las formas de nuestra democracia local, o por lo menos las que propugnan una gran parte de los Ciudadanos Electos, con representación municipal, no es un acervo inamovible, y más si tenemos en cuenta que el papel y las funciones de las Administraciones Locales tiende a evolucionar en los marcos de los Procesos Participativos, dónde las soluciones que se consideran apropiadas en un momento concreto deben de ser constantemente verificadas, y por ende, se verán cuestionadas según se vayan produciendo los cambios que demanda la sociedad, siendo estos un reflejo de las necesidades y expectativas que sienten y demandan los ciudadanos.

Pero más allá de las diferencias entre unos y otros, lo que de verdad preocupa es la capacidad efectiva del Equipo de Gobierno Municipal a la hora de asumir el papel que le es asignado por una gran parte de la sociedad Burgalesa y, por otra, la calidad de las relaciones de los Ciudadanos Electos con una parte de los Ciudadanos que demandan más participación en los procesos y proyectos de ámbito municipal.

En un somero análisis sobre los cauces de participación institucional (Reglamento de Participación Ciudadana, Consejos Sectoriales, Consejos de Barrio, Escuela de Participación Ciudadana, Fundaciones, etc.) de los que disponemos los Ciudadanos Burgaleses, identificamos las siguientes problemáticas:
.- Un gran desinterés por parte del Equipo de Gobierno Municipal y un sentimiento de laxitud ciudadana con respecto a las políticas locales y desarrollo de los cauces de Participación Ciudadana.
.- Una gran dificultad, y ciertas trabas administrativas, a la hora de implicar más a la ciudadanía mediante fórmulas directas de consulta y participación.
.- La debilidad de la Democracia Representativa local que hace que el Equipo de Gobierno y la Administración Municipal sean poco receptivos, eficaces, transparentes y responsables con las demandas ciudadanas.

Es cierto que ésta problemática no coexiste en todos los ámbitos de la vida participativa local, tal y como nos demuestran los esfuerzos y la implicación de ciertos colectivos ciudadanos -fundaciones con fines sociales, asociaciones institucionales, etc.- en las relaciones con la Administración Local; y esto nos puede llegar a demostrar que a pesar de los problemas y obstáculos que podemos percibir también hay señales de diálogo, avance, confianza y experimentación.

Bajo estas premisas nos resulta necesario centrarnos en la problemática de la Participación Ciudadana en la vida pública local y retomar en un nuevo Reglamento de Participación Ciudadana los cauces y los puntos de referencia más significativos que demandan los Colectivos y los Ciudadanos, con la finalidad de ofrecer orientaciones comunes y a la par ir estimulando y adaptándonos a los procesos, a las formas y a los mecanismos que la Participación Ciudadana, y la Democracia Relacional, nos ofrecen como vía para solucionar y normalizar ésta problemática; o dicho de otra manera, se propone al Equipo de Gobierno Municipal que estudie y valore un conjunto coherente de principios y líneas directivas como base común de la acción municipal en éste ámbito tan demandado y esencial para la democracia local:
.- Garantizar el Derecho Ciudadano de acceso a una información clara, concisa y completa y a participar en las decisiones y proyectos importantes que afectan al futuro de la ciudad y por ende al suyo propio.
.- Buscar nuevos cauces orientados a reforzar y promover una nueva Cultura de la Participación Ciudadana.
.- Conceder una gran importancia, y esencial, a la comunicación, de ida y vuelta, entre los Ciudadanos y el Equipo de Gobierno Municipal, y estimular a los Concejales para que favorezcan la participación de los ciudadanos y consideren atentamente sus demandas y sus expectativas con la finalidad de dar las respuestas apropiadas a las necesidades que estos expresen.
.- Reconsiderar la cuestión de la participación de los ciudadanos en su conjunto teniendo en cuenta los mecanismos que ofrece la Democracia Relacional y las formas de Participación Directa en los procesos decisionales y en la gestión de los grandes y pequeños asuntos locales.
.- Descartar las soluciones demasiado rígidas y permitir la experimentación, privilegiando las habilitaciones frente a las prescripciones; y prever, en consecuencia, una amplia gama de instrumentos de participación, así como la posibilidad de combinarlos y adaptarlos según los casos.
.- Realizar una seria y profunda evaluación de la situación de la participación en la ciudad y fijar los hitos apropiados para prever un sistema de seguimiento que permita controlar su evolución con la finalidad de identificar las causas de las tendencias positivas o negativas en la participación de los ciudadanos y medir el impacto de los mecanismos adoptados.
.- Hacer posible los intercambios de información sobre las mejores prácticas de participación y sostener un aprendizaje recíproco entre diversas entidades locales y sus ciudadanos sobre la eficacia de los diversos métodos de participación; garantizando que los ciudadanos sean informados plenamente de toda la gama de oportunidades participativas disponibles.
.- Conceder una especial atención a la situación de los ciudadanos que tienen mayores dificultades para participar activamente o que, por diversas cuestiones, quedan al margen de la vida pública local e ir estimulando el desarrollo de la participación ciudadana a título individual.
.- Reconocer el potencial de los niños y de los jóvenes y destacar el papel que pueden jugar llevando alguna de sus ideas y de sus soluciones a la práctica.
.- Reconocer y potenciar el papel de las Asociaciones y de las Agrupaciones de Ciudadanos como socios esenciales del desarrollo y del mantenimiento de la Cultura de la Participación Ciudadana.
.- Movilizar los esfuerzos conjuntos del Equipo de Gobierno Municipal en todos los niveles sectoriales, siendo cada Concejal responsable de la aplicación de las acciones apropiadas que sean de su competencia, sobre la base del principio de subsidiariedad.



Mecanismos que favorecen la buena práctica de la Participación Ciudadana:


Participación en una Comisión Municipal:
Las personas designadas son Ciudadanos que representan generalmente a un movimiento asociativo o a un grupo de interés general -un proyecto determinado, la elaboración de un plan, etc.- ante las comisiones o los grupos de trabajo del Equipo de Gobierno Municipal. En algunos casos la participación de los ciudadanos se limita a una función de asesoramiento; en otros, juegan un verdadero papel en la toma de decisiones.

Ejercicios de Anticipación:
Podemos utilizar diversos métodos, en el marco de los ejercicios de anticipación, pero todos tienen la finalidad de definir la “visión” que los ciudadanos participantes tienen del futuro y del tipo de futuro que desean crear. Los ejercicios de anticipación se utilizan para aclarar estrategias globales en un municipio, en un área o en un determinado tema en cuestión.

Gestión de Servicios por los Usuarios:
En este tipo de iniciativas los ciudadanos adquieren directamente el control y la gestión del servicio afectado, también de los recursos correspondientes. Este tipo de iniciativas se utilizan normalmente en la gestión de los Centros Cívicos o en Centros Culturales y funcionan generalmente mediante un Consejo Ejecutivo elegido por el conjunto de los usuarios.

Grupos de Discusión:
Son grupos de ciudadanos que se reúnen con los Concejales o con los Técnicos Municipales para discutir o proyectar una cuestión específica. Este grupo no tiene que ser, necesariamente, representativo de toda la ciudadanía. Normalmente la discusión no superá las dos horas y puede girar en torno a las necesidades específicas de un grupo, de la calidad de un servicio determinado o de generar ideas para exponer una política municipal o una estrategia de ciudad.

Jurados de Ciudadanos:
Es un Grupo de Ciudadanos, elegidos de manera que representan equitativamente a la ciudadanía, que se reúne para estudiar un proyecto, idea o cuestión determinada, a petición del Alcalde, Concejal, o Equipo de Gobierno Municipal. Estos Jurados Ciudadanos reciben elementos de apreciación de expertos -documentación, planos, etc.- y pueden proceder a realizar estudios o entrevistas a diversos técnicos. Este tipo de procedimientos suele durar unos cuantos días al término de los cuáles redactan una memoria o informe en el que se presenta su punto de vista y todas las opiniones vertidas. Éstas opiniones tienen por finalidad ofrecer diversos elementos de juicio en los Órganos o Consejos decisorios.

Asambleas de Ciudadanos:
Es una reunión general de ciudadanos convocada a petición de un grupo de ciudadanos, o de asociaciones, por un Consejo Sectorial o por el Equipo de Gobierno Municipal con la finalidad de obtener el punto de vista de la ciudadanía sobre determinadas cuestiones o simplemente para facilitar un debate sobre diferentes opciones de un servicio, un proyecto, una política o los presupuestos municipales. El papel de las Asambleas puede ser consultivo o decisional y puede llegar a convertirse en el órgano deliberante de un área geográfica determinada.


lunes, 4 de noviembre de 2013

BURGOS RECLAMA PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

En las ciudades del mundo suceden cosas buenas
para los ciudadanos,
y nos explican el porqué.
En nuestra ciudad, en cambio, queremos esas cosas
buenas para los ciudadanos que acontecen por las ciudades del mundo y nos preguntamos: ¿porqué no?

PARTICIPA EN BURGOS



¿QUÉ ESTÁ OCURRIENDO POR LAS CIUDADES DEL MUNDO?

La Asamblea Mundial de Ciudades y Autoridades Locales que tuvo lugar en el Encuentro Internacional de Hábitat II (ONU), Estambul 1996, incluyó en su declaración final la recomendación de la aplicación de los Presupuestos Participativos, calificándolos como “Buena Práctica de Gestión Urbana”.

El Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo, en su informe del año 2002, hace una mención especial a las experiencias de los Presupuestos Participativos y a la necesidad de democratizar las relaciones entre gobernados/as y gobernantes/as.

El Banco Mundial, la Unión Europea, etc. han establecido programas de investigación, líneas de subvención y asesoramiento, con la finalidad de profundizar en la Democracia y de buscar nuevos mecanismos de participación que acerquen a la ciudadanía a las instituciones públicas.

En este sentido, los Presupuestos Participativos, surgen como una nueva estrategia de Participación Ciudadana, a través de la cual se implica a los Ciudadanos y Ciudadanas en la toma de decisiones públicas locales. Es decir, los Presupuestos Participativos, facilitan el proceso de una Democracia Representativa, Ciudadanos/as consumidores, a una Democracia Participativa, Ciudadanos activos y responsables con nuestras ciudades. De hecho, el Presupuesto Participativo permite, bajo diferentes formas organizativas, la participación directa de la ciudadanía, a fin de establecer prioridades presupuestarias en el Municipio, a través del consenso con los Ciudadanos/as y el Gobierno Local, realizando un seguimiento de los compromisos adquiridos y asumiendo los resultados.

Desde 1989, donde Porto Alegre, puso en marcha las primeras iniciativas de los Presupuestos Participativos, son muchas las ciudades que tanto en América Latina como en Europa, han puesto en marcha esta experiencia. (Brasil, Argentina, Uruguay, Francia, etc.). Así mismo, cabe destacar experiencias de Presupuestos Participativos en ciudades españolas, como Rubí, Puente Genil, Las Cabezas de San Juan, Córdoba, Albacete, Getafe, Madrid, Sabadell, San Sebastián, Logroño, Jerez de la Frontera, etc.





Y entonces, ¿Por qué no puede ser esto posible en nuestra Ciudad?



El proceso del Presupuesto Participativo es la conclusión lógica de un proceso de planificación estratégica participativa.




JUSTIFICACIÓN DE LA NECESIDAD DE INCLUIR LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS EN LA GESTIÓN MUNICIPAL

Una dimensión presente en los debates sobre los Presupuestos Participativos y las teorías democráticas nos viene relacionada con la forma como este mecanismo de participación democrática ha sido evaluado en sus capacidades de constituir instrumentos de Gestión Participativa en el Municipio superando las reticencias de los Gobernantes. El reconocimiento del valor de los Presupuestos Participativos lo encontramos a través de la apuesta que éstos realizan en una revitalización de las Organizaciones de la Sociedad Civil -de sus Grupos Formales e Informales- habiéndose generado un debate muy serio al respecto de la Democracia en nuestra sociedad representada.

Ante el colapso de las maneras, más o menos, autoritarias de la gestión municipal propiciadas por los fracasos de los modelos de gestión basados en la regulación de la vida económica y social a través del mercado -Municipio mínimo con tintes neoliberales- los mecanismos que propone la Democracia Participativa, a través de su modelo del Municipio Relacional son las aplicaciones de los Presupuestos Participativos, apareciendo estos como una alternativa posible de ser aplicada y un camino viable, muy fácil de transitar, de transformación del Municipio y de la Sociedad.

Los Presupuestos Participativos se constituyen como experiencias neonatas de Gestión del Municipio y de las Buenas Prácticas sociales. Es aquí dónde podemos encontrar una fuente importante de creatividad e innovación. Bajo esta premisa la transformación de los presupuestos públicos en áreas sociales de transacción y de negociación y la extensión de la Participación Ciudadana en este foro presupuestario constituye un gran avance de la concepción democrática.

La alianza del Presupuesto Participativo con la Democracia Participativa se refiere al objeto y a la naturaleza de los procesos que involucran la esfera Municipal y Social. Aunque decidan sobre cuotas que se limitan a partes del Presupuesto Municipal, las experiencias de Presupuestos Participativos representan la construcción de un nuevo nivel de Ciudadanía y de Gestión Relacional. Reconstituyéndose el surgimiento de conjuntos de Derechos que representan un reinvento sociopolítico que se configura como la creación de un nuevo Derecho Social, enriqueciendo la batería de instancias en que los Grupos Sociales intervienen activamente en la cosa Municipal, y no solo en la renovación de los mandatos, sino cotidianamente y sin anular otras instancias. La intervención ocurre, precisamente, en la discusión del Presupuesto, que es, en el Municipio Relacional, la pieza clave de la Política, de la Administración y de la Ciudadanía.

La diversidad de experiencias de Presupuestos Participativos confirman la cesión parcial de poder a ésta forma de participar y el hecho que la práctica de la discusión refuerza enormemente la práctica de la cosa participativa y restaura la confianza en las Políticas de Autoconstrucción Ciudadana. Estos avances distan de consolidarse en reacias estrategias políticas pero sin lugar a dudas las nuevas ciudadanías consideran hoy, la Participación Ciudadana, en su diversidad social, un Derecho inalienable. Amén de su dimensión constantemente renovadora en los planes políticos y sociales, los Presupuestos Participativos representan una gran innovación en los mecanismos de planificación de las políticas municipales. Su concepción, la variedad de las metodologías aplicables y sus propuestas de ejecución hacen que en los Presupuestos Participativos haya descubrimientos constantes de nuevos mecanismos de planificación de las políticas municipales, producidas éstas por la necesidad de la utilización de canales de interlocución y del encuentro de los conocimientos de los Técnicos y de los Ciudadanos/as; el conflicto y la mediación entre cuestiones técnicas, políticas y ciudadanas es la base fundamental del éxito de ésta forma de participar.

Si es verdaderamente cierto que los criterios políticos limitan el terreno de la Participación Ciudadana y de la posibilidad de su aplicación, también es verdaderamente cierto que el proceso de los Presupuestos Participativos cambia radicalmente la cultura profesional del cuerpo Técnico Municipal, teniendo éste que someterse a un proceso de aprendizaje parejo al que tienen que realizar los Ciudadanos/as implicados en los procesos participativos.

Proponiendo el modelo de convivencia social que nos ofrecen los Presupuestos Participativos tratamos de definir el llamado reinvento democrático y participativo del Municipio Relacional que tiene que estar basado en su propia reforma democrática y en la de sus modelos de gestión, además de la reinstauración del Tercer Sector de la Economía a través de la potenciación de la organización ciudadana para la participación en la esfera pública y en la interferencia de ésta en la Gestión Participativa de los Servicios Públicos.

Ésta dimensión de la Gestión Municipal que se forma a través del Presupuesto Participativo precisa ser rescatada cuando pensamos en modelos de gestión que superan los errores del pasado y el fracaso de los modelos privatizadores que se basan en la reglamentación de las necesidades humanas a través del mercado. Los Presupuestos Participativos permiten la reubicación de las cuestiones administrativas y de gestión involucradas en la realización y asignación del control presupuestario, subordinados estos a su carácter público y participativo y configurando un cauce alternativo de construcción de eficacia en la Gestión Municipal y de la búsqueda del mejor aprovechamiento de los Recursos Públicos y de la utilización de éstos conforme a criterios más democráticos -por que las formas de Democracia Participativa como las de las formas de presupuestar que propugnan significan la cesión de un espacio de decisión por parte del Municipio-. Estas formas tienen un formato institucional en el cual las mayorías y las minorías, o intereses simplemente distintos, pueden discutir sus posiciones, algo que la teoría democrática convencional juzga innecesario y algo que las teorías democráticas participativas consideran totalmente necesario.



LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS: EJEMPLO DE UN PROCESO ABIERTO E INNOVADOR DE LA DEMOCRACIA PARTICIPATIVA


La esencia de los Presupuestos Participativos está en que los participantes educan y son educados al mismo tiempo, siendo ésta interacción e intercambio de conocimientos lo que permite aprender e instaurar su proceso; originándose aspectos positivos en la relaciones entre los Ciudadanos/as y el Equipo de Gobierno Municipal:
.- En la toma de decisiones participativa se garantiza la promoción de la sociedad por mediación de los Ciudadanos/as y Colectivos implicados.
.- El Equipo de Gobierno Municipal deja de lado su rol tradicional en el mismo grado en que los Ciudadanos/as y sus Colectivos dejan de ser simples electores para transformarse en protagonistas activos del Gobierno de su Ciudad. Logrando una participación efectiva y potenciando el papel del Municipio Relacional.
.- Las hegemonías políticas no se imponen: se construyen y se conquistan espacios deliberativos de Participación Activa. Así los Equipos de Gobierno Municipal aprenden lo positivo que es no imponer sus criterios y prioridades y que no siempre tienen la razón. Y de la misma manera los Ciudadanos/as y sus Colectivos Sociales.
.- En su papel de colaboración en el ejercicio del Gobierno Municipal, los Ciudadanos/as requieren necesariamente de una capacitación y de la asistencia técnica necesaria.
.- Sabemos que la Democracia Participativa en capaz de complementarse con la Representativa, pudiendo convertirse en un factor de eficiencia administrativa.
.- En el proceso de implantación de los Presupuestos Participativos no importan sólo los Procedimientos y las Metodologías, sino también las maneras de gobernar; garantizando la Participación Ciudadana en su integridad y sin la necesidad de que los participes en el proceso pertenezcan a ninguna Organización en particular.
.- Los Ciudadanos/as van adquiriendo la visión de conjunto de ciudad, de sus recursos; reconociendo que las necesarias demandas sociales que se van presentando no pueden ser atendidas con la rapidez que se plantean.


CUATRO CONDICIONES BÁSICAS PARA LA ELABORACIÓN DE LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS


Para que el conjunto de la Ciudadanía -y el de sus Colectivos Sociales- abra el camino necesario para la elaboración de un Presupuesto Participativo se tienen que considerar las siguientes condiciones mínimas:

1.- La oportunidad: que es el hecho de determinar cuál es el momento pertinente para poner en marcha la formulación del Presupuesto Participativo. Para esto debemos preguntarnos lo siguiente:
.- ¿Existe una voluntad política del Equipo de Gobierno Municipal o de algunos Actores Sociales para llevar adelante el proceso del Presupuesto Participativo?
.- ¿El Gobierno Municipal cuenta con un Equipo Técnico que conduzca el proceso, o por lo menos es posible lograr el concurso de profesionales de diferentes instituciones que formen un equipo para compatibilizar el proceso con la normativa presupuestal vigente?
.- La capacidad de gestión del Equipo de Gobierno Municipal ¿está lo suficientemente preparada para asumir un proceso de elaboración de los Presupuestos Participativos?
.- ¿Los Actores y Agentes Sociales participarían en una convocatoria para lograr el consenso necesario y marcar las pautas a seguir para elaborar los Presupuestos Participativos?

Si la mayoría de respuestas a estas interrogantes son positivas, entonces las condiciones están maduras para iniciar y sostener el proceso. Sin embargo, y siendo conscientes de la escasa tradición participativa de nuestra ciudad, se necesitan grandes esfuerzos para hacer madurar estas condiciones, especialmente aquella que tiene que ver con la voluntad política. Sabemos que para que la Ciudadanía participé activamente en las decisiones que afectan a la elaboración del Presupuesto Participativo -en lo referente a las políticas tributarias, de obras y servicios, etc.- es indispensable la voluntad política del Equipo de Gobierno Municipal; o lo que es lo mismo: la voluntad de redistribuir el poder emanado del conjunto de la Ciudadanía, de trasladar el poder, de facilitar el crecimiento de la Sociedad y de sus Organizaciones y de respetar sus decisiones. Si no tenemos en cuenta estos factores, si no tenemos mecanismos institucionalizados que expresen la voluntad de la Ciudadanía, los procesos del Presupuesto Participativo se hacen vulnerables y estarán supeditados a la voluntad del Equipo de Gobierno Municipal en sus comienzos, continuidad, velocidad de instauración, profundidad y alcance.

Las experiencias nos señalan que esta voluntad es indispensable para desatar el proceso. Todas las demás pueden estar poco maduras, pero es solamente la voluntad política del Equipo de Gobierno Municipal de ampliar la Democracia la que garantiza la generación de los procesos participativos en la vida sociopolítica del Municipio Relacional.

2.- La Estabilidad: tenemos que considerar el hecho de que debe de haber una estabilidad mínima de quienes van a elaborar el Presupuesto Participativo y que además deben de continuar con el proceso hasta su ejecución, ya sea desde la Estructura Municipal- se debe conformar un Equipo Técnico Asesor- bien desde la sociedad organizada. Es sabido que muchos cambios de personas y equipos técnicos en el proceso generan conflictos evitables y peligrosas artimañas en el proceso.

3.- La Competencia Técnica: con esto queremos dejar claro que el Equipo de Gobierno Municipal debe de dotarse de un Equipo Técnico mínimo que asegure y garantice la eficiencia, eficacia y democracia en el proceso. Este equipo conductor no debe de estar limitado a Técnicos en Economía si no más bien debe de ser un Equipo Multidisciplinar que facilite el proceso participativo y plasme sus resultados acorde con las normativas vigentes. Las experiencias realizadas nos indican que en todos los procesos de Presupuestos Participativos, estos equipos técnicos, están conformados por Ciudadanos/as, Especialistas y Profesionales de Asociaciones u otras instituciones que han ayudado a su formulación y elaboración.

4.- La Capacidad de Convocatoria: los promotores del proceso de implantación de los Presupuestos Participativos -Agentes Sociales, Ciudadanos/as, Instituciones, Equipos de Gobierno Municipal, Técnicos Municipales- tienen que ser capaces de motivar y promover la participación de los Ciudadanos/as y de sus Grupos formales e informales.


PERO ¿CÓMO LO HAREMOS?: DOS FORMAS Y UNA METODOLOGÍA
A LA HORA DE INICIAR PROCESOS DE
PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

Desde aquí queremos dar a conocer dos formas de iniciar un proceso de implantación de los Presupuestos Participativos muy sencillas de entender y fácilmente adaptables a nuestra ciudad. Queremos dejar claro que estos dos procedimientos son, al fin y al cabo, orientativos, pudiendo estos adaptarse a modificaciones posteriores, o en su trayectoria, según se vaya percibiendo su valor de aceptación.

La metodología aplicable será la sugerida por el procedimiento indicado en la Investigación Acción Participativa porque partimos de la convicción de que en los procesos participativos lo más importante es la colaboración de los Ciudadanos/as y utilizando éste método nos vemos obligados necesariamente a incluir las opiniones y trabajos de todos los actores implicados:
La Investigación Acción Participativa es una corriente metodológica que surge con vocación y compromiso explícito de intervenir de forma integral e integradora en el territorio. La interacción con personas es una de las piezas claves de este tipo de procesos de Dinamización Social. Trabajamos con grupos humanos para transformar su entorno, a partir del conocimiento crítico de la realidad y la puesta en marcha de una investigación de la complejidad local. Por eso hablamos de una Metodología Integral. Intentamos construir Participación (Grupo-Sujeto con identidad y permanencia en el tiempo y el espacio), un Nosotros heterogéneo donde tenga cabida el amplio espectro de Agentes Sociales presentes en el territorio. Por eso hablamos de una Metodología Integradora. La IAP es en definitiva un Modelo de Dinamización Territorial orientado hacia la organización de abajo hacia arriba de la vida social. Proporciona el marco adecuado para que la población aborde en su territorio (Municipio, Ciudad, Barrio) un proceso de reflexión y construcción de conocimiento práctico (válido en tanto que socialmente útil), un trabajo de calle para la toma de conciencia colectiva y, consecuente con ella, una acción de autopromoción y mejora de la calidad de vida local. El grupo de investigación-acción-participativa es un Equipo mixto de Investigadores, constituido por Vecinos voluntarios y Técnicos con formación específica, que protagoniza un proceso de reflexión-acción a lo largo de un periodo de tiempo más o menos establecido.

LA PRIMERA

En este sentido, el Cómo lo Haremos, viene claramente definido por una distribución territorial de la ciudad, en la que se implique a los Ciudadanos/as y a las Asociaciones, en su entorno más cercano.

Con la finalidad de acercar y explicar que son los Presupuestos Participativos al conjunto de la Ciudadanía Burgalesa, se realizarán Jornadas Informativas sobre Presupuestos Participativos en los diversos barrios de la ciudad, bajo el lema TÚ PARTICIPACIÓN SE CONVIERTE EN VALOR.

A dichas Jornadas se invitarán a todos los ciudadanos y ciudadanas de cada uno de los 25 barrios de la ciudad. Tras la celebración de estas Jornadas, se realizará un curso-taller de formación, en el que participarán todas aquellas Personas y Asociaciones que durante las Jornadas, así lo hayan expresado, así mismo participarán todos los Técnicos del Ayuntamiento, implicados en el proceso de Presupuestos Participativos. La misión principal de este curso-taller de formación es la creación de un Reglamento Base sobre los pasos a seguir en la implantación de los Presupuestos Participativos en Burgos.


I FASE: LAS ASAMBLEAS DE BARRIO

Durante los meses de Enero y Febrero, se realizarán las Asambleas de Barrio por todo Burgos. El objetivo principal es informar e implicar a los Vecinos y Vecinas, Asociaciones y Colectivos en los Presupuestos Participativos. Para ello, se temporalizará una reunión en cada barrio, invitando para ello a las Asociaciones y a los Vecinos.

En cada Asamblea se explicará:

.- Que es el Presupuesto Municipal:
Gastos: Capítulo I (Personal), Capítulo II (Gastos Corrientes), Capítulo IV (Otras Transferencias), Capítulo VI (Inversiones), etc.
Ingresos: tasas e impuestos, transferencias de otras Administraciones. Competencias municipales y competencias de otras administraciones, etc.

.- Qué son los Presupuestos Participativos y porqué deben participar. Así mismo, se entregará una ficha a cada persona que acuda a la Asamblea, a fin de conocer quién participa en el proceso, si pertenece a alguna Asociación, datos de contacto, barrio al que pertenece...
Cada Vecino/a podrá proponer todo aquello que considere mejorable para su entorno y para la ciudad. Una vez recogidas todas las propuestas de los Vecinos/as, se procederá mediante votación a elegir las 5 más votadas. Posteriormente, se elegirán a 2 representantes y 2 suplentes por cada barrio, quienes defenderán sus propuestas en las Asambleas de Barrio, y movilizarán a los Vecinos/as para que voten sus propuestas.

Las Asambleas de Barrio, contarán con la presencia del Técnico responsable de los Presupuestos Participativos, del Técnico del Área de Recursos del Ayuntamiento, del representante del Consejo de Barrio y uno de la Federación de AAVV, quienes levantaran acta de la Asamblea.

II FASE: LAS ASAMBLEAS DE DISTRITO

La ciudad de Burgos no tiene reglamentada la distribución territorial por distritos, aunque podemos seguir como esquema básico, el reparto geográfico entorno a las zonas más amplias, con una infraestructura adecuada como pueden ser las zonas nueve zonas de Acción Social –en adelante distritos- en las que está dividida la Ciudad. Según el número de población de cada distrito podrán realizarse subdivisiones.
Durante los meses de Marzo, Abril y Mayo, se realizarán las Asambleas de Distrito, las cuales estarán presididas por el/la Concejal de Participación Ciudadana, o aquella persona en quién delegue, así como por técnicos del Ayuntamiento, los representantes de cada barrio y todos aquellos Vecinos y Vecinas que deseen participar.

A cada participante se le entregará la ficha del Presupuesto Participativo, a fin de conocer quién está decidiendo el presupuesto.

Cada representante de barrio, realizará sus propuestas, así mismo cualquier Vecino/a podrá proponer algo que no se haya materializado en la Asamblea de Barrio. Una vez recogidas todas las propuestas, se consensuarán los criterios básicos para que se voten (p.ej. que exista financiación sobre un determinado proyecto, que mejore claramente la ciudad, que afecte a más o menos población...).

De entre todas las propuestas presentadas, se elegirán 10 por distritos. Así mismo, se elegirán a 4 representantes y 2 suplentes por distritos, quienes velarán por el cumplimiento de las propuestas presentadas.


LA MESA TÉCNICA DE LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

En marzo, la Mesa Técnica de los Presupuestos Participativos, analizará y estudiará la viabilidad de cada Propuesta.

Estará compuesta por los técnicos de cada área competente, según las propuestas, quienes deberán emitir informe, los representantes de cada distrito, la Federación y los representantes del Equipo de Gobierno.

Paralelamente se realizará un curso de capacitación, para Técnicos/as, Políticos/as y Ciudadanos/as, a fin de establecer prioridades, criterios y Reglamento a seguir para los Presupuestos Participativos.

Una vez emitidos los informes pertinentes y las propuestas viables, irán en el Presupuesto Municipal del año siguiente, y las rechazadas se justificarán.

Se informará a todos los participantes en los Presupuestos Participativos a través de las convocatorias de los Consejos de Barrio o bien a las Asambleas de los Distritos Territoriales.


III FASE: EL CONSEJO LOCAL DE PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

Se creará el Consejo Local de Presupuestos Participativos, un órgano amplio de participación, coordinación y representación del tejido Ciudadano en la Gestión Municipal, desde el que se analizarán y coordinarán las actuaciones presupuestarias que afecten al conjunto de la Ciudad y en concreto al seguimiento del proceso de implantación de los Presupuestos Participativos.

El Consejo Local de Presupuestos Participativos, será el encargado de trasladar las propuestas admitidas, elaborarlas según el Presupuesto Municipal, y dar traslado al Equipo de Gobierno para su inclusión en el Presupuesto Municipal y posterior aprobación en el Pleno. Así mismo, será el ente encargado del seguimiento de las actuaciones propuestas en el Presupuesto Participativo.

Su composición estará formada por la que se recoge en el Reglamento de Participación Ciudadana para la formación del Consejo Local de Participación Ciudadana, así como por aquellos miembros que se designen en la Mesa Técnica de los Presupuestos Participativos.

Ésta fase se realizará durante los meses de Mayo a Julio, efectuándose el seguimiento en el mes de Septiembre-Octubre.


ALGUNAS CONSIDERACIONES PREVIAS.

Los Presupuestos Participativos son un proceso de Participación Ciudadana consensuado y transparente. Por lo que tenemos que tener en consideración:
.- Los Presupuestos Participativos están dirigidos al conjunto de la Ciudadanía Burgalesa, ¿pueden participar todos/as o existe algún límite de edad?
.- ¿Qué papel van a desarrollar las Asociaciones?
.- ¿Un Ciudadano/a un voto, una Asociación?
.- Se trata de decidir entre todos/as los gastos municipales. ¿Cuál es el ámbito de aplicación, a qué nos referimos, a gastos corrientes, inversiones, subvenciones?
.- Temáticamente, nos referimos a las infraestructuras o podemos decidir sobre cualquier política municipal por delegaciones. ¿Todas o algunas? ¿Sin límite? ¿Habrá un representante técnico/a por cada delegación?
.- La totalidad del presupuesto que se decida se somete al proceso participativo o un porcentaje.
.- ¿Cuál será la distribución territorial de los barrios y distritos?
.- ¿Se establece el máximo de propuestas?
.- Habrá un baremo para los criterios.
.- En base a qué se estipulan las prioridades.
.- Se tendrá en cuenta la representatividad, y el número de población por barrios.
.- Se elegirán los representantes en función del nº de personas asistentes o del barrio que representan.
.- Las propuestas serán anuales o plurianuales.

LA SEGUNDA

En este sentido, el Cómo lo Haremos, viene claramente definido por la elaboración, en primer lugar, de un Reglamento consensuado de los Presupuestos Participativos, en el que se impliquen los Ciudadanos/as, los Consejos de Barrio, los Consejos Sectoriales, la diversidad de Asociaciones, La Federación de Asociaciones de Vecinos, Instituciones, los Partidos Políticos y el Equipo de Gobierno Municipal.

EL REGLAMENTO DE LOS PRESUPUESTOS PARTICIPATIVOS

1.- Introducción

Para el año 2015 tendrá una consignación presupuestaria de 5.000.000 Euros. La citada cantidad será de aplicación al desarrollo de infraestructuras u otras de carácter social en los barrios de Burgos. Para ello cada barrio contará con una cantidad de 200.000 Euros.

2.- Los Consejos de Barrio

El territorio, a través de los órganos que el Reglamento de Participación Ciudadana recoge, será el espacio en el cual se articulan las propuestas y la prioridad de las mismas, en relación a las necesidades planteadas por los vecinos de ese territorio.

2.1.- Competencias de los Consejos de Barrio en relación a los Presupuestos Participativos

.- Difundir y explicar una experiencia piloto del Presupuesto Participativo.
.- Difundir y explicar el presente reglamento.
.- Hacer las propuestas en relación a necesidades de su territorio en lo que respecta al desarrollo de infraestructuras.
.- Crear las Comisiones que se estimen necesarias para el estudio, organización y prioridad de las propuestas.
.- Ordenar y priorizar las propuestas de acuerdo con los criterios establecidos en el presente reglamento.
.- Solicitar los informes oportunos a las Delegaciones en relación a las propuestas planteadas.
.- Solicitar la presencia de los técnicos que corresponda en relación a las propuestas planteadas.
.- Solicitar los informes oportunos a los Consejos Sectoriales en relación a las propuestas planteadas en el ámbito de las competencias de los citados Consejos.
.- Aprobar las propuestas definitivas para elevarlas al Consejo de Presupuestos Participativos.
.- Elegir a un representante titular y a otro suplente para el Foro de Presupuestos Participativos.

2.2.- Funcionamiento de los Consejos de Barrio en relación a los Presupuestos Participativos.

EN LA FASE DE PROPUESTAS

.- La presidencia de cada Consejo será la encargada de moderar los Consejos.
.- La presidencia ordenará el debate de acuerdo con los siguientes apartados:
* Explicación y aclaración del procedimiento a seguir
* Propuestas vecinales
* Debate sobre las propuestas
* Votación de las propuestas para su ordenación.
.- Todos los vecinos tendrán derecho a hacer propuestas, debatirlas y votar la ordenación de las mismas.
.- El acta de los Consejos de Barrio en relación a los Presupuestos Participativos se remitirá a la Coordinación del Presupuesto Participativo.

2.3.- Las Comisiones de trabajo en relación a los Presupuestos Participativos

.- Cada Consejo creará las Comisiones que considere necesarias para llevar a cabo sus competencias y organizará su trabajo en los plazos que marque el desarrollo del Presupuesto Participativo.
.- Las Comisiones serán las encargadas de estudiar la viabilidad de las propuestas y su posterior priorización de acuerdo con los criterios establecidos en el presente Reglamento, para ello a través de la Presidencia del Consejo solicitarán la presencia de los técnicos que estimen oportunos y el informe de las Delegaciones pertinente, con la correspondiente valoración económica de las propuestas.
.- Solicitar el informe preceptivo a los Consejos Sectoriales en el ámbito de sus competencias, a través de la Presidencia del Consejo.
.- Elevar las propuestas al Consejo de Barrio.
.- Las Comisiones en ningún caso cambiarán las propuestas votadas en los Consejos.
.- Las Comisiones como mínimo estarán compuestas por:
* La Presidencia o persona en quien delegue.
* Todos los miembros natos del Consejo de Barrio.
* 1 representante de cada asociación cuyo trabajo se desarrolle en el barrio respectivo.
* Aquellas personas con domicilio en el barrio que previamente hayan solicitado pertenecer a la Comisión.
* Los técnicos que desarrollen su trabajo en el barrio.
2.4.- Criterios de valoración de las propuestas

.- Necesidad básica del territorio.
.- Volumen de población a la que afecta.
.- Atención a colectivos con especiales necesidades.
.- Urgencia.

La ordenación de las propuestas se llevará a cabo mediante la siguiente escala valorativa que medirá el grado de cumplimiento de los criterios en relación a las propuestas:

* No se cumple el criterio: 0
* Se cumple parcialmente el criterio de la propuesta: 1
* Se cumple totalmente el criterio de la propuesta: 2

Una vez valoradas las propuestas se procederá a su ordenación.

2.5.- Informe Técnico

El informe técnico tendrá una estructura común para todos los Consejos de Barrio. Tendrán que contemplar los siguientes criterios evaluativos:
.- Viabilidad técnica: certificar que no existen impedimentos técnicos para realizar la propuesta.
.- Viabilidad jurídica: certificar que la propuesta se ajusta a la normativa jurídica vigente.
.- Valoración económica de las propuestas

2.6.- Funcionamiento de los Consejos de Barrio en relación a la aprobación de propuestas:

.- La Presidencia ordenará el debate de acuerdo con los siguientes apartados:
* Explicación y aclaración del procedimiento a seguir.
* Información sobre las propuestas, así como su priorización de acuerdo con los criterios establecidos y su viabilidad técnica.
* Aclaraciones y debate si procede.
* Votación definitiva sobre las propuestas para su elevación al Consejo Social (Foro de Ciudad).
* Elección del representante titular y suplente para el Foro de Ciudad.
.- Podrán ser elegidos para representantes del Consejo de Ciudad cualquier vecino/a del barrio que haya participado en todas las fases del proceso.
.- Las propuestas aprobadas en el Consejo de Barrio tendrán carácter vinculante para el Ayuntamiento, el cual dispondrá los medios necesarios para su desarrollo siempre que éstas no entren en colisión con las normas jurídicas o técnicas vigentes.
.- En ningún caso el coste de las propuestas elegidas podrán superar la cantidad destinada a cada barrio.
.- Cada Consejo de Barrio elaborará una memoria de lo realizado en relación al Presupuesto Participativo, pudiendo incluir una valoración del proceso realizado.

3.- Los Consejos Sectoriales

Los Consejos Sectoriales en relación al Presupuesto Participativo informarán de la pertinencia o no de las propuestas en el ámbito de sus competencias y relación al territorio en cuestión. Dicho informe deberá ser tenido en cuenta por los Consejos de Barrio.
4.- Consejo de Presupuestos Participativos.

El Consejo de Presupuestos Participativos será el medio para comunicar, compartir, y elevar al Gobierno Municipal las propuestas emanadas de los Consejos de Barrio.

4.1.- Composición del Consejo de Presupuestos Participativos:
.- La Presidencia de todos los Consejos de Barrio
.- 2 representantes por Consejo de Barrio
.- 3 representantes por cada Consejo Sectorial
.- 1 representante de cada grupo político con representación municipal.
.- 1 representante por cada entidad de ámbito ciudad.

4.2.- Funcionamiento
.- El Consejo trabajará en plenario durante toda la sesión.
.- El Consejo elegirá un moderador entre los representantes de los Consejos de Barrio, Consejos Sectoriales y Asociaciones, que presentarán voluntariamente su candidatura. El moderador no tendrá voz durante todo el desarrollo de la sesión.
.- La función del moderador será la de conducir la sesión y distribuir los tiempos de acuerdo con el orden del día establecido.
.- El Secretario del Consejo será un técnico de la Coordinación del Presupuesto Participativo.
.- La sesión tendrá los apartados siguientes:
* Acto de constitución del Consejo de Presupuestos Participativos
* Elección del moderador.
* Información de las propuestas generadas en los Consejos de Barrio. Serán expuestas por los representantes de cada Consejo de Barrio.
* Turno cerrado de palabras después de la exposición de cada representante.
* Elección de representantes para la Comisión permanente del Consejo de Presupuestos Participativos.
* Valoración final de la experiencia piloto.
4.3.- Comisión Permanente del Consejo de Presupuestos Participativos

.- La Comisión Permanente tendrá como misión hacer un seguimiento de las propuestas e informar a los Consejos de Barrio del estado de las mismas.
.- Podrán recabar la presencia de los Concejales con responsabilidad en la gestión de las propuestas.
.- Composición de la misma:
* 1 representante por cada Consejo de Barrio
* 1 representante de cada Consejo Sectorial
* 3 representantes elegidos en el Consejo de Presupuestos Participativos.
* 1 miembro de la Coordinación del Presupuesto Participativo.
- Periodicidad de las reuniones:

La Comisión establecerá su calendario de reuniones de acuerdo con las necesidades en relación a las propuestas.



PROCESO A SEGUIR EN LA EXPERIENCIA PILOTO

Presupuesto Participativo 2015

FEBRERO - MARZO
- Información en todos los barrios del proceso a seguir para la experiencia piloto.

ABRIL - MAYO
- Inicio del proceso en los barrios:
Presentación de propuestas, ordenación de las mismas.

- En paralelo un equipo técnico van realizando una valoración estimativa de cada propuesta, según la viabilidad técnica e importe económico de la que informa a las Comisiones del Presupuesto Participativo.

- Un Consejo de Barrio extraordinario aprueba definitivamente las propuestas. (Algún barrio hace la aprobación definitiva en junio y otro la hace en julio)

JUNIO
- Se celebra el día 30 del citado mes el Consejo de Presupuestos Participativos para poner en común todas las propuestas de los barrios y hacer una valoración del proceso
JULIO - SEPTIEMBRE
- Los técnicos correspondientes elaboran los proyectos técnicos de obra, pliegos de prescripciones técnicas y estudio de seguridad
OCTUBRE
- El día 4 del citado mes entra en el Departamento de Contratación el correspondiente informe técnico y propuesta del Concejal.
OCTUBRE -NOVIEMBRE - DICIEMBRE
- Contratación remite el expediente a Intervención para su preceptivo informe fiscal.
- Secretaría General emite el preceptivo informe jurídico.
- Aprobación por la Junta de Gobierno Local una vez completado el expediente.
- Tesorería tramita su publicación en el Boletín Oficial de la Provincia.


21 DE DICIEMBRE 2015
Publicación en el BOP de los concursos para licitar en las obras aprobadas en relación a los Presupuestos Participativos 2015.
A partir de ahora...
Proceso de tramitación según la Ley de Contratos como cualquier expediente

- 26 días NATURALES para que los licitadores presenten sus ofertas.
- La Mesa de Contratación se reúne para abrir las plicas con las ofertas.
- Las ofertas se remiten para su informe técnico.
- Se reúne otra vez la Mesa de Contratación para su adjudicación ya con el informe técnico preceptivo.
- La Junta de Gobierno Local realiza la adjudicación definitiva.
- Notificación a la empresa de la adjudicación definitiva, formalización de la garantía definitiva y firma del contrato.
- La empresa debe presentar el Plan de Seguridad y Salud para su debida aprobación en la Junta de Gobierno Local.
- Una vez aprobado el citado Plan se notifica a la Comunidad Autónoma.
- Inicio de las obras.

SE IRA INFORMANDO PUNTUALMENTE DEL ESTADO DEL PROCESO.


CONCLUSIÓN

A modo de conclusión de esta breve justificación de la necesidad de implantar los Presupuestos Participativos en la ciudad de Burgos podemos afirmar que el propio concepto de Participación Ciudadana requiere una redefinición previa que en nuestro caso no hemos sido aún capaces de alcanzar, pareciéndonos evidente que el concepto necesariamente tiene un alto contenido ideológico y que dependiendo de la escuela a la que pertenezcamos entenderemos que la esencia del mismo radica en las distribuciones de renta y riqueza, esto es que parte se recibe o bien en que medida tomamos parte en una cosa.

El enfoque interdisciplinar que pretendemos adoptar puede ayudarnos a incorporar a la definición puntos de vista que muchas veces se escapan desde cada ciencia particular.

Lo que si es cierto es que parecen existir ciertos elementos que en todo caso pueden facilitar la incorporación de esos mecanismos innovadores de Participación Ciudadana de los que estamos tan necesitados. Los más usuales son:

.- La Transparencia Municipal.
.- La Investigación-Acción-Participativa.
.- La discusión presupuestaria en términos de Políticas Participativas
.- La formación de los Ciudadanos/as, Políticos/as y Técnicos/as municipales

La transparencia en la Gestión Municipal permite conocer datos relevantes para que los Ciudadanos/as sepamos cual es la situación real de nuestro patrimonio y de nuestros proyectos de ciudad

La investigación-acción-participativa como método singular de aplicación en el proceso de aplicación de los Presupuestos Participativos nos permitirá ir conociendo las necesidades de los Ciudadanos/as. No solo en lo relacionado con la aplicación de los presupuestos, también sabremos y aprenderemos como son y se desarrollan los cauces de Participación Ciudadana.

La discusión presupuestaria en términos de Políticas Participativas permitirá priorizar en términos de programas y proyectos, facilitará la visualización de los intereses en contradicción o en competencia y socializará el proceso presupuestario. Ésta socialización es una condición absolutamente necesaria para la praxis de la Participación Ciudadana: ¿Qué queremos hacer? ¿En qué queremos gastar?

La Formación es el otro elemento clave para el éxito de la puesta en marcha de los procesos participativos y es un pilar fundamental para poder generar el cambio sociocultural que estos procesos requieren.

Hay otros elementos que parecen ser esenciales, como son: la necesidad de un fuerte liderazgo en el proceso de implantación de los Presupuestos Participativos, marcar un umbral mínimo de capacidad de gasto al principio del proceso, implicación decidida de los actores sociales, etc.

Llegados a este punto basta recordar que es necesario profundizar en el enfoque que proponemos, esto es, el Presupuesto Participativo como eje de la Participación Ciudadana porque cualquier planteamiento que no tenga en cuenta esta realidad será otra forma más de ilusión que degenerará en una frustración ciudadana.


Contador de Visitas

Seguidores