lunes, 2 de marzo de 2015

REPENSANDO LAS POLÍTICAS DE FOMENTO DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN BURGOS

Una gran parte de los Colectivos Sociales y Vecinales de nuestra ciudad llevan trabajando unas cuantas décadas para conseguir un modelo de Gestión Municipal que permita a los Ciudadanos/as burgaleses/as tomar parte en las decisiones que se adoptan en los diferentes proyectos urbanísticos, sociales, económicos y culturales que conforman la fisonomía de nuestra ciudad; también sobre una gran diversidad de acciones de mejora de la Gobernanza Municipal encaminadas a favorecer la calidad de vida de los Ciudadanos/as, con la implicación de Ciudadanos/as a Título Individual, las menos, hasta las implicaciones, con más o menos repercusión, de Organizaciones, Asociaciones y Asambleas Ciudadanas. Vertebrando todas ellas el Movimiento Ciudadano y Asociativo burgalés, un gran espacio para la Deliberación, la Cooperación y la Participación.

La necesidad de elaborar un Primer Diagnóstico y Plan Municipal de Participación Ciudadana se abordó en el año 2007 cuando el Ayuntamiento de Burgos decidió asumir las Políticas Activas de Fomento de la Participación Ciudadana demandadas por una gran parte de la Ciudadanía abordando la realización de un Proyecto participativo en el que se involucraron y participaron los principales Agentes Sociales y Vecinales de la ciudad. Éste Primer Plan Municipal de Participación Ciudadana se presentó como:

Un Diagnóstico y un Plan Municipal de Participación Ciudadana que permita facilitar y provocar una reflexión de todos los agentes implicados en el desarrollo de la Participación Ciudadana en Burgos, generar un pacto de consenso entre todos los grupos Políticos Municipales en esta materia y trazar directrices o líneas para avanzar.
La realización de este Plan Municipal de Participación Ciudadana no parte de cero ni pretende “borrón y cuenta nueva” sino que apoyándose en la realidad existente y en experiencias y buenas prácticas realizadas de un impulso nuevo a la Participación Ciudadana.
En estos últimos años, muchos Ayuntamientos, entre los que se incluye el nuestro, se han dotado de lo que podemos denominar un sistema estable de Participación Ciudadana: Reglamentos, Espacios Participativos como Consejos Consultivos y/o Sectoriales, Foros, Consultas, etc. pero suele ocurrir que este sistema da pronto muestra de sus limitadas capacidades para constituirse en verdadero motor de la Participación Ciudadana.
Sea por falta de contenidos y objetivos claros en estos espacios, por su carácter consultivo fundamentalmente, por los déficit de representatividad con relación a los distintos colectivos de la población, por la consolidación de relaciones clientelares que en ocasiones hacen que estos espacios se “perviertan”. Existe también la necesidad de crear nuevas formas, nuevos espacios donde la Ciudadanía no asociada pueda encontrar cauces de participación.
Debemos ser capaces de que estos mecanismos funcionen, vincular este sistema estable a los proyectos y momentos participativos de la ciudad haciendo que fluyan conjuntamente. Ello dará contenidos a estos espacios, los retroalimentará de modo significativo y relacional y los diversificará si es necesario. Este es uno de los retos de la planificación de la participación: identificar los mecanismos que permiten la conexión entre el programa estable de participación y los proyectos participativos.
Es importante también en estos momentos vincular este proceso participativo a otros que se realizan en la ciudad a diferente escala, así como aprovechar las oportunidades existentes: Plan de Modernización Municipal, Gran Ciudad, Planificación Estratégica de Centros Cívicos, Presupuestos Participativos, etc.
El Plan Municipal de Participación Ciudadana nos orientará en la situación actual respecto a la necesidad de actualizar el Marco Legal de la Participación: el Reglamento Municipal de Participación Ciudadana. Conscientes de que la mera regulación no provoca ni estimula por sí sola la Participación Ciudadana y de que ésta no se hace más efectiva por decreto no es menos cierto que una buena regulación dentro de un marco más amplio e innovador puede ayudar al desarrollo del ejercicio de este derecho.”

Es evidente que éstas líneas discursivas, que en su momento generaron un halo de ilusión en el entramado participativo de la ciudad, no se han materializado en las acciones y proyectos necesarios -lease la esperada reforma del Reglamento de Participación Ciudadana, la necesaria implantación de los Presupuestos Participativos, la división territorial en Distritos por la aplicación de la Ley de Grandes Ciudades, y la implantación de un proyecto que permita la Participación Individual de los Ciudadanos/as y una auténtica Participación Social en los Centros Cívicos- en gran parte debido a la inacción y falta de liderazgo social de los diversos Equipos de Gobierno Municipales, los cuales no han querido, después de 7 años, seguir impulsando, o aplicando, este Primer Plan Municipal de Participación Ciudadana, un plan orientado hacia la construcción de relaciones de confianza que facilitan la convivencia, el diálogo y el respeto a la diferencia y que permite las aportaciones de todas las visiones existentes en la ciudadanía.

Aún así últimamente se han realizado una serie de acciones encaminadas -reuniones de Colectivos, creación de Asambleas varias, reivindicaciones de Plataformas Ciudadanas, etc.- a implicar a la ciudadanía burgalesa en idear el Burgos del futuro con los pies en las necesidades actuales y pensando en las tendencias del presente. Un análisis de dichas convergencias nos lleva a repensar un nuevo proceso de planificación estratégica que adapte el modelo de ciudad a las transformaciones que han provocado factores como la globalización de las crisis económicas, la sociedad de la información, las nuevas tecnologías de la comunicación, las nuevas formas relacionales entre los Ciudadanos/as y sus Administraciones, y entre ellos mismos, las nuevas formas de hacer sociopolítica, etc. Y todo ello nos lleva a indicar que es la hora de realizar un Nuevo Plan Municipal de Participación Ciudadana basado en cuatro ejes fundamentales:

.- El Territorio y la Configuración de la Ciudad.
.- La Gestión de los Recursos Municipales.
.- La Cohesión Social y el Desarrollo Económico.
.- El Gobierno y la Ciudad.

Sabemos que el desarrollo de políticas que favorecen la Participación Ciudadana
es el resultado del legítimo derecho a la intervención de los Ciudadanos/as en el gobierno de los asuntos públicos y que así es como se va generando una Democracia Ciudadana, una Democracia basada en la relaciones; pues es bien sabido que la Democracia, al igual que ocurre con las sociedades actuales, se encuentra en constante evolución y cambio, ya que de por sí es dinámica por naturaleza propia y se va construyendo con las aportaciones de los Ciudadanos/as. Ésta construcción de la Democracia Ciudadana es un proceso relacional que convierte a los Ciudadanos/as y a sus Entidades -Asociaciones Vecinales, Ongs, Asambleas, Consejos Consultivos o de Barrio, Entidades de Voluntariado, Agrupaciones Culturales, etc.- en auténticos actores de regeneración democrática. Así resulta que para conseguir esta Democracia Participativa que perseguimos se deben de iniciar una serie de procesos que resulten ágiles y eficaces que a la vez irán creando mecanismos y herramientas participativas como las Consultas Populares, las Encuestas de Percepción Ciudadanas, los Presupuestos Participativos, los Foros Barriales, las Asambleas Virtuales, las Oficinas de Consultas Públicas, etc.

Con la creación de un Observatorio Local de la Democracia Participativa, órgano dependiente del Consejo Local de Participación Ciudadana o del Consejo Social, se pueden analizar y mejorar los siguiente aspectos:
.- La participación de los Ciudadanos/as en el Gobierno de la ciudad.
.La Participación Territorial (distritos o barrios).
.La Participación Sectorial (áreas y organismos municipales).
.El papel del Voluntariado y la aplicación de la nueva ley.
.El papel de las Entidades Ciudadanas y de los propios Ciudadanos/as de manera individual.
.- Representación efectiva, proceso de decisión y normativas de participación.
.- Las Nuevas Tecnologías (TIC’s) al alcance de los Ciudadanos/as.
.- Medidores de Participación y Satisfacción Ciudadana.
.- Procesos Participativos, Dinámicas de Participación Ciudadana, Presupuestos Participativos...
.- Calidad en la Administración Local: Sistema de Quejas y Sugerencias.

Gracias a las mediciones del Observatorio Local de la Participación Ciudadana se pueden mejorar los objetivos de la Participación Ciudadana y:
.- Hacer más transparentes y participativas las decisiones sobre el Presupuesto Municipal, así como el seguimiento de su cumplimiento.
.- Priorizar el desarrollo de la Participación de la Sociedad Civil, como elemento fundamental para la mejora de los procesos administrativos en la corporación local.
.- Apoyar la puesta en marcha, el funcionamiento y la coordinación de los Consejos de Participación Municipal y demás vías de Participación y Voluntariado, buscando el compromiso Ciudadano más allá de los Movimientos Participativos.
.- Buscar nuevas formas de implicar a los Ciudadanos/as asociados o a Título Individual en fórmulas directas informales y flexibles de participación y hacer un seguimiento de éstas.
.- Aplicar las TIC (Administración digital) en las relaciones entre el Gobierno Local y la Sociedad Civil con el fin de alcanzar un desarrollo económico, social e institucional sostenible.
.- Fomentar el uso racional y óptimo de los Centros Cívicos y Culturales, creando edificios multifuncionales que favorezcan todo tipo de servicios y de participación.
.- Elaborar un nuevo Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana, dónde se incluya el Reglamento de los Presupuestos Participativos.
.- Mejora continua de la Administración.
.- Aplicación de un protocolo de actuación transversal en asuntos ciudadanos siguiendo pautas participativas, que incluya un diagnóstico y la búsqueda de un respaldo de Entidades y Ciudadanos/as a los proyectos municipales definitivos.

Con la creación de la Concejalía de Participación y Relaciones Ciudadanas se llevará a cabo la esperada reforma del Reglamento de Participación Ciudadana con el claro objetivo de profundizar en la Democracia Municipal y mejorarlo como un instrumento organizativo. Desde ésta Concejalía también se planteará la constitución y difusión de los mecanismos participativos que articula la Ley de Modernización del Gobierno Local, como son los Distritos y se modernizará el funcionamiento del Consejo Social, de los Consejos Sectoriales, de los Consejos de Barrio, así como el de la Comisión de Sugerencias y Reclamaciones y se lanzarán las propuestas, junto con la Concejalía de Hacienda, para iniciar los procesos de Presupuestos Participativos.

Entre los objetivos básicos de ésta Concejalía destacarán:
.- Garantizar y favorecer el acceso a la Ciudadanía a la Información pública local.
.- Reconocer y potenciar el papel de las Asociaciones, las Entidades Ciudadanas y el de todos aquellos Grupos de, o de, Ciudadanos/as que participen o quieran participar en la vida pública local.
.- Facilitar la Formación e Información necesaria para fortalecer la Democracia Participativa y Relacional en la ciudad.
.- Cualquier otra acción que permita relanzar y dinamizar la Participación Ciudadana en el ámbito local.

Entre los retos de futuro de estas Nuevas Políticas de Relación con la Ciudadanía e incidiendo con las oportunidades que nos ofrecen las Nuevas Tecnologías en el desarrollo de la ciudad, tiene que destacar la puesta en marcha de una nueva página Web participativa abierta a las opiniones y sugerencias de la Ciudadanía y con un claro espíritu interactivo y ágil que consiga tanto atraer a las Asociaciones como a los Ciudadanos/as interesados en participar en la mejora de la Concejalía de Participación y Relaciones Ciudadanas: la posibilidad de contar con la opinión de la Ciudadanía en aspectos tan importantes como son la creación de actividades específicas de Participación o de Formación tiene que ser una parte esencial de ésta Concejalía.

En la elaboración de las propuestas de mejora de la Participación Ciudadana tienen que participar tanto Ciudadanos/as a Título Individual como Asociaciones y Entidades Ciudadanas a través de diferentes procesos y mecanismos de participación que se irán diseñando a demanda. Con el objetivo de abrir el proceso de debate a la mayor parte de la Ciudadanía, por no decir toda, se pueden utilizar mecanismos capaces de englobar al conjunto de la Ciudadanía como la Web Municipal y los diversos Foros de Debate Ciudadanos, tanto los formales como son los diversos Consejos, como los informales, como son la diversidad de Asambleas y Grupos de Ciudadanos Organizados. Éste proceso participativo tiene que emanar desde el propio Ayuntamiento quién aportará al debate las primeras propuestas o borrador de contenidos básicos para posteriormente abrir el Debate Ciudadano. Debido a la importancia del tejido asociativo las reuniones con estos colectivos deberán de ser más frecuentes debido a que este tipo de Entidades Sociales, Vecinales, Culturales o de Voluntariado plantean, desde su conocimiento y trabajo diario, más cantidad de propuestas. Pero además de éstas propuestas colectivas también se deberá abrir el debate a todos los Ciudadanos/as a través de la página Web, en Buzones de Sugerencias en la red de Centros Cívicos y Culturales de Barrio, amén de en los propios Consejos de Barrio, o mapeando la ciudad. Igualmente los Grupos Políticos con representación municipal, y los que no la tienen, tendrán que aportar y hacer participes sus visiones, sugerencias y propuestas al proceso.

Éstas nuevas formas de hacer Participación Ciudadana se dirigirán especialmente a todos los Ciudadanos/as que quieran participar en las decisiones de la vida municipal de Burgos, a aquellos Ciudadanos/as que quieran formar una nueva Asociación, a todas aquella Asociaciones y Entidades inscritas en el Registro Municipal de Asociaciones, a los Órganos de Participación existentes y a los de nueva creación; también a todos aquellos Ciudadanos/as que quieran proponer Iniciativas o Sugerencias para el buen funcionamiento de algún servicio municipal o formar parte de las Entidades que fomentan el Voluntariado.

Asimismo, la realización de Encuestas de Percepción Ciudadana utilizando las Nuevas Tecnologías es otro punto que se debe de potenciar; la posibilidad de contar con las opiniones de la Ciudadanía es aspectos tan importantes como el urbanismo, el medio ambiente, los servicios sociales, la movilidad, la hacienda local, el desarrollo industrial, la cultura, etc. debe de ser un eje fundamental para el buen funcionamiento y el futuro de la participación y de la ciudad de Burgos.

Burgos se tiene que convertir en una ciudad, si cabe, más participativa y con la Reforma del Reglamento de Participación Ciudadana se tiene que volver a definir el Derecho de la Iniciativa Ciudadana y el de la Consulta Popular, haciéndoles más cercanos y reforzando el papel de los Ciudadanos/as ante la Administración Municipal.

La ciudad necesita un Proceso Participativo para la elaboración del Nuevo Reglamento de Participación Ciudadana, el cuál será elaborado por el Equipo Técnico de la Concejalía de Participación y Relaciones Ciudadanas, la propuesta se entregará a los Grupos Políticos Municipales y a los Partidos Políticos sin representación Municipal, así como a las diferentes Asociaciones y Colectivos Ciudadanos para que se estudie la información recogida en ese primer borrador. Durante un periodo de tiempo determinado, los Barrios y sus Asociaciones y Ciudadanos/as se tienen que convertir en la plataforma de debate y propuestas, a la par se iniciará un proceso similar en la página Web del Ayuntamiento, abierto a la Ciudadanía. Una vez acabado el proceso de información y sugerencias ciudadanas se redactará un Nuevo Reglamento de Participación, se someterá a información pública y se aprobará en el pleno del Ayuntamiento.
Las características fundamentales de ésta nueva reglamentación tienen que permitir a la ciudadanía:

.- Disponer de Capacidad para la toma de decisiones, fomentando la Democracia Participativa.
.- Establecer Mecanismos de Consulta efectivos, reforzando la Democracia Representativa.
.- Dotar de diversos Instrumentos Participativos, facilitando la Transparencia Municipal.

La toma de decisiones conjunta y la ejecución compartida de proyectos de ciudad es el nivel superior de la Participación que tiende hacia formas de Cogestión y Autogestión Ciudadanas.

Algunos ejemplos municipales pueden ser:
.- La asignación del 10% del presupuesto consolidado de inversiones del Ayuntamiento, que será decidido por los Distritos con la participación de las Entidades Sociales y de Ciudadanos/as; y gestionado por las áreas y organismos correspondientes.

El Consejo Social se tiene que configurar como el Consejo de los Consejos y en él tendrán cabida la gran diversidad de organizaciones Económicas, Sociales, Culturales y Vecinales así como de Ciudadanos/as a Título Individual.
Del mismo modo la Comisión Especial de Sugerencias y Reclamaciones, el órgano creado para la Defensa de los Derechos de los Vecinos ante los errores de la Administración Municipal, agilizará su funcionamiento y procurará resolver, lo antes posible, las quejas presentadas y las deficiencias observadas por los Ciudadanos/as en el funcionamiento de los Servicios Municipales.
El Consejo Local de Participación Ciudadana se tiene que convertir en un Consejo de Entidades de Participación y tendrá como funciones principales la Coordinación, Promoción, Seguimiento y Análisis de actividades de Fomento y Desarrollo de la Participación Ciudadana, y pasará a ser un Consejo con funciones ejecutivas y presupuesto propio.
No nos podemos olvidar de la división de la ciudad en Distritos, los cuales se convertirán en un instrumento esencial para el desarrollo de las Políticas de Proximidad y en impulsores de la Participación Ciudadana: así los Consejos Territoriales de Participación o Consejos de Barrio deben de ser los órganos que se integrarán en la organización desconcentrada de la Administración Municipal, y por supuesto incorporarán a los Ciudadanos/as que quieran participar a Título Individual junto a las Entidades y Asociaciones Ciudadanas que trabajan en ese ámbito territorial y sus funciones serán las de participar, informar y proponer actividades y proyectos en el ámbito de cada una de las Juntas Municipales de Distrito que se vayan creando.

Asimismo no nos podemos olvidar de la importancia de los Consejos Sectoriales habilitando uno por cada diferente Área Municipal, de modo que las Asociaciones y Ciudadanos/as puedan participar transversalmente en la gestión política del Ayuntamiento. En éstos ámbitos de actuación destacarían: Comercio, Cooperación al Desarrollo, Familia, Infancia, Inmigración, Juventud, Medio Ambiente y Sostenibilidad, Mujer, Tercera Edad, Urbanismo, Voluntariado, Discapacidad, Movilidad, Deportes, Empleo, etc.



PROGRAMA: OFRECE LO MEJOR DE TI, PARTICIPA EN TU CIUDAD.

Desde la nueva Concejalía de Participación y de Relaciones Ciudadanas se creará un nuevo Servicio Municipal dirigido a la Ciudadanía interesada en participar: La Oficina Municipal de Atención a la Participación, desde dónde se impulsarán Programas y Actividades orientadas al Fomento y Dinamización de la Participación Ciudadana, tanto Individual como Colectiva, así como al desarrollo del proceso de implantación de los Presupuestos Participativos. Asimismo ésta Oficina también se encargará de realizar el seguimiento de los Programas de Participación transferidos a Entidades Ciudadanas y de proporcionar asesoramiento a los Técnicos Municipales en la implantación de Programas de Participación Transversal.

Los Servicios que se prestarán desde ésta nueva herramienta de Participación Ciudadana, pueden ser:
.- Servicio de Atención Directa sobre Participación Ciudadana.
.- Difusión de la labor de los Ciudadanos que Participan.
.- Ofrecer información permanente y actualizadas en materia de Participación en la Ciudad: campañas, material divulgativo, página web, escuela de asociaciones, ciudadanos conectados, consejos consultivos, etc.
.- Reconocimiento y promoción de la labor que realizan los Ciudadanos/as que participan, creando la figura “Ciudadanos por Burgos”.
.- En colaboración con la Escuela de Asociaciones se encargará de ofrecer cursos de Formación Básica y Específica en materia de Participación Ciudadana así como promocionar Becas, Estudios, Proyectos y Premios sobre Participación que contribuyan a mejorar y reconocer las actuaciones de participación en la Ciudad de Burgos.
.- Coordinar y desarrollar nuevas campañas para el Fomento de la Cultura de la Participación Ciudadana.
.- Creación y apoyo de Foros de Encuentro e Intercambio de experiencias participativas.
.- Establecimiento de la Figura de Entidad de Participación.
.- Apoyo económico a través de Subvenciones y Convenios a Entidades y Ciudadanos/as para el desarrollo de actividades de Participación, así como el seguimiento y la evaluación de los Programas de participación de Entidades y Ciudadanos con los que se suscriban convenios o que cuenten con subvenciones en éste campo.
.- Crear Programas Municipales de Participación Social y Comunitaria en los Centros Cívicos, en colaboración con los Servicios Sociales.
.- Incrementar y mejorar la relación entre las diferentes Entidades y Ciudadanos/as en el ámbito de la participación.


Contador de Visitas

Seguidores