lunes, 16 de abril de 2012

DE LA NECESIDAD DE DISPONER DE UN PLAN DIRECTOR DE LA PARTICIPACIÓN CIUDADANA EN LA CIUDAD DE BURGOS


Justificación
El Fomento y Desarrollo de la Participación Ciudadana es una obligación ineludible que el actual Equipo de Gobierno del Ayuntamiento de la Ciudad de Burgos tiene el deber de garantizar como un derecho reconocido en el marco jurídico actual. Dicha obligación se convierte en una necesidad en la medida en que el Ayuntamiento no puede hacer frente él solo a la compleja realidad social en la que nos encontramos, siendo, por esto, cada vez más necesaria la implicación y el trabajo realizado por el gran conglomerado de Actores y Agentes Sociales. Con esto no queremos cuestionar la labor del Equipo de Gobierno, de la Institución a la que representa, o la de los Órganos e instrumentos propios con que los administra, o de la misma Democracia Representativa de la que tanto hacen gala a la hora de presentar Proyectos de Participación o iniciativas varias en las que incluyen la coletilla de “participativa”. Más bien, vemos que son necesarias, aunque insuficientes, pues creemos que precisan de un suplemento sustancial que les haga más receptivos y comprometidos con la Participación Ciudadana, de tal manera que generen nuevos y diversos mecanismos de Participación Activa en los asuntos públicos, ya sea dirigiéndose a la diversidad de representantes de Asociaciones como a la gran diversidad de Ciudadanos/as que quieren o pretenden participar a Título Individual. Así se creará la necesidad de generar políticas consensuadas de consolidación y de mejora del tejido asociativo y de su gran capital social, como la de generar políticas de incentivación a la intervención ciudadana a título individual, la aparición de nuevos proyectos de Participación Activa de la ciudadanía asociada y la capacidad de generar participación directa en los procesos participativos que se impulsen desde el Ayuntamiento a través del Área o Servicio de Participación Ciudadana.


¿Qué es un Plan Director de la Participación Ciudadana?
Es una herramienta de planificación de la Acción Participativa que surge de la voluntad del Equipo de Gobierno, que lo presenta en el Pleno con la intención de consensuarlo, y con el que se dota de una planificación que les permite establecer Objetivos y diseñar Métodos y Estrategias para encauzarlos y cumplirlas.

Sabemos que un Plan Director de la Participación Ciudadana no es ni hace la Participación si éste no adquiere el sentido participativo en la medida en que se vaya desarrollando y sirva para orientar las acciones del Equipo de Gobierno desde el punto de vista de afrontar nuevas formas de gobernar más participativas, comprometidas y relacionales. Por ello este Plan debe de establecer los criterios y las directrices que nos permitan dar respuesta a unas simples cuestiones básicas que creemos que son exigibles para que el Ayuntamiento se dote de una buena estrategia que le ayude a definirse como Ayuntamiento Participativo, o Relacional.

Estas breves cuestiones básicas son:
. ¿En qué diversidad de asuntos pueden participar los Ciudadanos/as?
. ¿Quienes podrán participar?
. ¿Cómo organizamos la Participación?

En conclusión: el Plan Director de la Participación Ciudadana tiene que ser el reflejo y la concrección de establecer un cambio de una concepción puntual de la Participación a otra que le asegure una mayor y mejor estabilidad. O lo que es lo mismo: pasar de unos procesos de participación puntuales y aislados a establecer un sistema global y consensuado que garantice, ordene y articule los diferentes proyectos y ámbitos participativos.


¿Por qué es necesario el Plan Director de la Participación Ciudadana?
En el día a día de una Administración Municipal se originan gran cantidad de problemas que pueden llegar a solucionarse de una manera sencilla, o problemas que no tenían que haber surgido si se hubiese escuchado o preguntado a la Ciudadanía; y es por éste conglomerado de situaciones por el que vemos necesario originar nuevas formas de gobierno más relacionales, y por lo tanto, participativas, que aunque sean diversas, se pueden resumir en una: el Equipo de Gobierno Local, sin ninguna interacción con la diversidad de actores y agentes sociales, no puede gestionar por si sólo la solución a los problemas surgidos ni llegar a ser proactivo frente a las grandes transformaciones sociales a las que se enfrentan nuestra Ciudad.

Por ello necesitamos de un Equipo de Gobierno Municipal, que se sienta capaz de construir una Ciudad Cohesionada Socialmente, que sea capaz de Vincular y Relacionar a la gran diversidad de Actores y Agentes Sociales y que proporcione a la Ciudadanía los medios y herramientas necesarias para que puedan ejercer su derecho a involucrase, y a dar soluciones a los retos actuales y futuros, en definitiva: un Equipo de Gobierno que tenga la decisión de comprometerse con las propuestas y los acuerdos de los Órganos de Participación Ciudadana y que responda de manera argumentada a la gran diversidad de cuestiones que se le plantean.

Sabemos que para lograr lo anterior es preciso y necesario establecer acuerdos y buscar complicidades, y ante todo, establecer una Relación con la Ciudadanía. Una relación que nos haga sentir algo más que Ciudadanos/as receptores de servicios, que pagamos con nuestros impuestos, si no, más bien, una relación en la que los Ciudadanos/as pasamos a ser parte activa en la búsqueda de soluciones que pueden transformarse en realidades, en compromisos adquiridos y ejecutados por la Ciudadanía y la Administración Municipal.


¿Para qué es necesario el Plan Director de la Participación Ciudadana?
El Plan es la herramienta con la que se debe de dotar el Ayuntamiento para ordenar y regular las actuaciones que permitan al Ciudadano ejercitar el Derecho a Participar en los asuntos municipales, que son públicos, y establece unos objetivos operativos que:
- Definen un Modelo y una Estrategia Relacional de Participación Ciudadana: lo que supone la necesidad de priorizar la finalidad de la Participación Ciudadana en la diversidad sectorial de la Administración Municipal, estableciendo cauces y mecanismos efectivos y operativos capaces de interactuar entre al Ciudadanía y la Administración Municipal.
- Definen un Sistema Estable de Participación Ciudadana que otorga los principios metodológicos que sustentan las Estrategias Participativas.
- Identifican las líneas de trabajo que se deben desarrollar: esto supone sistematizar y ordenar los Mecanismos y los Canales de Participación sobre un modelo global.
- Definen la Organización y los Recursos necesarios para poder desarrollar la Estrategia Participativa planteada, detallando las Áreas y Departamentos responsables de realizar las acciones acordadas.
- Establecen los Momentos, Mecanismos e Indicadores Evaluativos del Proceso Participativo para poder mejorarlo de forma continuada y adaptarlo a las posibilidades que nos ofrezca en cada momento de su desarrollo.


POSIBLE MODELO DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA A DESARROLLAR EN LA CIUDAD DE BURGOS

Justificación
El siguiente modelo está pensado para reorganizar la Participación Ciudadana en la Ciudad de Burgos e inicia su propuesta en la necesidad de identificar las tres dimensiones en las que se vertebra la Participación: la primera es la Dimensión Global, la que afecta al conjunto de la Ciudad y por ende a la Ciudadanía, que es la que incorpora los temas y los Actores y Agentes con ésta visión; la segunda es la Dimensión Sectorial, dónde nuestra referencia son las Áreas Municipales según su ámbito de competencias; y la tercera será la Dimensión Territorial que es dónde la Administración Local ejerce sus Políticas de Proximidad y las adecua a las necesidades de los diferentes Barrios de la ciudad.

La Dimensión Global tiene como referente lógico un Órgano Permanente de Participación: el Consejo Social de la Ciudad, o bien el Consejo Local de Participación Ciudadana. Y la Participación Ciudadana se podrá impulsar a través de Proyectos Participativos, Debates de Ciudad, Foros Cívicos, Talleres de Futuro,..., impulsados por el mismo Consejo, por el Área de Participación Ciudadana, el Equipo de Gobierno Municipal, o por medio de la Iniciativa Popular, tal y como lo deberá marcar el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana. Se pretende que estos procedimientos no sean alternativos debido a que los proyectos y debates de ciudad tienen que formar parte de la Agenda del Consejo Social, aunque, y en beneficio de la participación, podrán transcender en este espacio iniciativas y debates que permitan disponer de una Participación Ciudadana más amplia.

En la Dimensión Sectorial identificaremos dos métodos para organizar la participación: los Órganos Participativos Estables, basados en los Consejos Sectoriales, y los Procesos Participativos emanados o ligados a temas concretos.

En la Dimensión Territorial contaremos con Órganos Participativos Estables: los Consejos de Barrio, que pueden formar parte, en su caso, de los Consejos de Distrito; las Audiencias Públicas, Foros Ciudadanos, Talleres, etc.; y los Procesos Participativos ligados a proyectos de un ámbito territorial concreto, como pueden ser los Presupuestos Participativos en los diferentes Barrios de la ciudad. También podemos ir un poco más allá y establecer las Auditorias Ciudadanas como complemento ideal de los Presupuestos Participativos.

Es en éste modelo tridimensional de la Participación dónde a través de Proyectos Puntuales y Órganos Estables articulamos cada una de las Dimensiones Participativas (global, sectorial y territorial). Debemos de subrayar que éstas dimensiones no pueden ser estancas y que es muy importante la interrelación entre ellas debido a que necesariamente hay temas y cuestiones que por su naturaleza deben incorporarse en más de una dimensión; y por la misma razón encontraremos entidades que participarán en más de un ámbito de participación (sectorial, territorial o global). Un mecanismo de acción ordinario implicará una relación estable entre el Ayuntamiento y los Órganos Estables de Participación: en el supuesto caso de un proyecto global de ciudad, por ejemplo, la elaboración del nuevo Reglamento de Participación Ciudadana, éste mecanismo tiene que ser el Consejo Social de Ciudad, o en su caso el Consejo Local de Participación Ciudadana. Cuando de trate de un proyecto de área será el Consejo Sectorial correspondiente, y para un proyecto territorial lo será el Consejo de Barrio, o el Consejo de Distrito, que proceda. Indudablemente habrá temas que impliquen a diferentes consejos y ámbitos.


El mecanismo de acción puntual se dará cuando el Ayuntamiento quiera impulsar un proceso participativo que vaya más allá de los Órganos Estables de Participación y quiera implicar a una mayor parte de Entidades y a Ciudadanos no organizados, o a título individual; en este caso es muy importante que él Órgano de Participación esté vinculado en el proceso participativo. Los Presupuestos Participativos son el ejemplo más claro para emprender este proceso.


La Agenda Participativa
El elemento fundamental para, que el Equipo de Gobierno a través del Área de Participación Ciudadana, garantice la ordenación y el seguimiento de los Procesos Participativos a emprender es la elaboración de la Agenda Participativa.

Ésta Agenda la conformaremos en tres capítulos, que serán fundamentales a la hora de desarrollar la participación:
- En el primero anotaremos las actuaciones previstas en el Primer Plan Municipal de Participación Ciudadana, y que estén incluidas al Plan de Acción Municipal, las cuales se desarrollarán mediante Procesos Participativos.
- En el segundo estableceremos la Agenda de Trabajo de los diversos Consejos, Sectoriales y de Ciudad.
- Y en el tercero incluiremos aquellos Procesos Participativos que con carácter general, o territorial, son impulsados en la ciudad.

Ésta Agenda Participativa será elaborada por el Área de Participación Ciudadana a partir de la recogida de información facilitada por los diferentes Órganos de Participación Estables y las diferentes Áreas o Servicios Municipales. Todos los temas incluidos en ésta Agenda tienen que ser de competencia municipal, aunque los diferentes Órganos de Participación pueden determinar la inclusión de temas o propuestas que afecten de manera importante al municipio y no sean competencia municipal.

Elaboraremos una Agenda flexible y abierta, de manera que nos permita incorporar aquellas actuaciones o temas no previstos o modificaciones de los ya existentes. También será accesible a la diversidad de agentes y actores sociales (políticos, técnicos, asociaciones, ciudadanos, etc.). Para cada una de las acciones recogidas en la Agenda se determinará con carácter previo el proceso participativo correspondiente y se incluirá el mayor o menor grado de vinculación con el Ayuntamiento.

La Agenda dispondrá de un protocolo consensuado de funcionamiento que especificará de qué forma se realizará cualquier modificación, incorporación o exclusión de los asuntos y su calendarización.


Los Órganos Estables de Participación
Los Órganos Estables de Participación Ciudadana vendrán regulados por el Reglamento de Participación Ciudadana, actualmente en fase de estudio, en el que se detallarán las definiciones, las finalidades, las composiciones, la constitución, funciones y sus normas generales de funcionamiento.

Los Órganos Estables de Participación Ciudadana en la ciudad de Burgos, pueden llegar a ser:


El Consejo Social, Consejo de Ciudad, Consejo Social del Municipio o Consejo Local de Participación Ciudadana
Es el Órgano de Participación, deliberación y de presentación y ejecución de proyectos de participación de las organizaciones económicas, sociales y ciudadanas representativas de la ciudad, dónde éstas debatirán, propondrán e informarán sobre aquellas materias y proyectos de carácter estratégico y con gran repercusión en el desarrollo social y de la misma.
Sus funciones principales son debatir los planes de actuación generales, canalizar quejas y sugerencias, emitir informes, promover estudios, desarrollar proyectos y hacer propuestas en materia de desarrollo económico, local, planificación estratégica de la ciudad y grandes proyectos urbanos. A título orientativo se señalan específicamente algunas de sus posibles funciones:
. Emitir informes sobre los asuntos que le sean solicitados por el Alcalde/esa, el Pleno o cualquier Consejo Municipal de Participación.
. Conocer y debatir el Plan de Actuación Municipal, las Ordenanzas y otras disposiciones de carácter general.
. Asesorar al Gobierno Municipal sobre las grandes líneas de la política y gestión municipal.
. Conocer los Presupuestos Municipales y los resultados de su ejecución.
. Proponer la realización de Audiencias Públicas de ámbito de Ciudad o de Barrio.
. Promover la realización de Procesos Participativos en temas concretos.
. Proponer la realización de Consultas Populares o Referendums o la convocatoria de Consejos Ciudadanos.
. Proponer la realización de Estudios sobre temas de interés para la ciudad y promover el debate sobre los resultados.

Los Consejos Sectoriales
Son los Órganos encargados de promover y canalizar la participación de las entidades y de la ciudadanía en los diferentes sectores en los que el Ayuntamiento tiene competencias. De ésta manera se posibilita una corresponsabilización de las entidades ciudadanas en los asuntos públicos. Desde estos Consejos se fomentan las iniciativas e inquietudes ciudadanas en temas concretos de interés para la ciudad como, por ejemplo, la Escuela, la Cultura, el Deporte, el Medio Ambiente, la Juventud, las Mujeres, la Gente Mayor, la Diferencia, la Cooperación y la Solidaridad, la Sanidad, el Comercio y otros similares. Tienen las mismas funciones que un Consejo Territorial aunque limitadas a su sector concreto de actividad.

El Consejo de Niños y Niñas, o Consejo de la Infancia
Es un Consejo Sectorial con características singulares dada la composición principal de sus miembros. Su función primordial es la de incorporar las vivencias de la población infantil y favorecer la intervención de los chicos y chicas en los debates, propuestas, sugerencias y quejas respecto de cualquier actuación municipal, así como ser informados y opinar sobre todas las actuaciones de otras administraciones públicas que actúan en la ciudad.
El reglamento del Consejo de Niños y Niñas, que deberá ser aprobado por el Pleno Municipal, concretará su organización, composición y funcionamiento.

Los Consejos Territoriales
- Los Consejos de Distrito
Son, sin perjuicio de la unidad de Gobierno y de Gestión del Municipio, Órganos de Participación, Consulta, Información, Control y Propuesta de la Gestión Municipal, sin personalidad jurídica propia, que permiten la Participación de los Vecinos, Colectivos y Entidades de un mismo Barrio o territorio, en la Cogestión de los Servicios Municipales. Tienen como finalidad Promover y Canalizar una Reflexión conjunta de las Entidades y Ciudadanos en torno a los diferentes temas que afectan a la vida cotidiana de su Barrio o territorio, haciendo así posible una mayor corresponsabilización de estos en los asuntos públicos del municipio.

El término municipal se puede dividir en distritos según lo establezca el Pleno y su ámbito territorial será el establecido en el Reglamento Orgánico de Organización, Funcionamiento y Régimen Jurídico del Gobierno y la Administración del Municipio. En cada distrito pueden existir uno o varios Consejos de Barrio.

Un Consejo de Distrito puede tener las siguientes funciones, aunque limitadas a un ámbito territorial específico:
. Fomentar la participación directa y descentralizada de la ciudadanía y entidades, en la actividad del Ayuntamiento, estableciendo a este efecto los mecanismos necesarios de información, impulso y seguimiento de sus actividades.
. Recabar propuestas ciudadanas relativas al funcionamiento de los servicios y/o actuaciones municipales en el ámbito del Consejo.
. Informar a los Órganos de Gobierno del Ayuntamiento del funcionamiento de los servicios municipales del territorio planteando propuestas para su mejor funcionamiento.
. Presentar al Ayuntamiento, anualmente, un estado de necesidades del territorio, con indicación y selección de prioridades para su posible inclusión en el Plan de Actuación Municipal.
. Proponer al Pleno Municipal la inclusión de los asuntos que considere convenientes e intervenir en el mismo para su defensa.
. Analizar los elementos del Plan de Actuación Municipal que afecten al territorio del que se trate.
. Facilitar la mayor información y publicidad sobre las actividades y acuerdos municipales que afecten a cada territorio.
. Colaborar con el Ayuntamiento en la solución de los problemas del territorio y ayudar en la aplicación de políticas que prevengan situaciones de riesgo, conflictos vecinales y causas de inseguridad y marginación.
. Promover y Fomentar el Asociacionismo y la colaboración individual y entre organizaciones potenciando la coordinación entre las diferentes instituciones o entidades que actúen en el territorio ya sean públicas o privadas.
. Recabar información, previa petición, de los temas de interés para el Consejo.

- Los Consejos de Barrio
Son Órganos de Participación, Consulta, Información, Control y Propuesta, sin personalidad jurídica propia, que permiten la Participación de Vecinos, Colectivos y Entidades de ámbito territorial, en diferentes asuntos territoriales de competencia municipal. Así se convierten en una herramienta muy necesaria para el Fomento y Desarrollo de la Participación Ciudadana a Título Individual y en un Foro de Información y Respuesta por parte del Ayuntamiento.

Además de las funciones que le son propias a un Consejo de Distrito un Consejo de Barrio puede ejercer las siguientes:
. Estudiar y evaluar la problemática específica de cada barrio.
. Elevar al Ayuntamiento las propuestas que se consideren oportunas en orden a la solución de las cuestiones planteadas por el consejo.
. Efectuar un seguimiento de los acuerdos municipales que afecten al barrio.
. Planificar, proponer y desarrollar actividades deportivas, culturales, sociales, recreativas y cualesquiera otras de interés general de los vecinos.
. Participar en las Fiestas y Ferias que se organicen en el ámbito del Consejo, así como las actividades que se organicen a través del Ayuntamiento.
. Recibir opiniones de los vecinos en asuntos de interés general, a los efectos de su elevación a los órganos correspondientes del Ayuntamiento.
. Emisión de un informe anual comprensivo de los problemas y necesidades, así como de los proyectos y programas ejecutados y actividades del propio Consejo.
. Emitir un informe con motivo del debate sobre el Programa de Actuación Municipal que afecte a su ámbito territorial.

Todos los Consejos de Participación tienen atribuidas funciones de Consulta, Información, Control y Propuesta, y la voluntad del Ayuntamiento tiene que ser la de ordenar un sistema estable de Participación Ciudadana a partir de la Cooperación y Coordinación de los diferentes Consejos existentes.

Los Proyectos de Participación Concretos
Desde las diferentes áreas del Ayuntamiento se podrán impulsar Procesos de Participación vinculados a las actuaciones de sus competencias. Estos proyectos deberán ser comunicados al Área o Servicio de Participación Ciudadana, para que una vez estudiado el Proyecto Participativo éste sea incluido en la Agenda Participativa de la Acción de Gobierno.


El Área o Servicio de Participación Ciudadana
Deberá de ser una estructura formal y permanente ubicada en la organización municipal y su misión principal será la de facilitar la Participación Ciudadana en las diferentes Áreas de actuación del Ayuntamiento.

Este Servicio tiene que ser un referente en el ámbito de la Participación Ciudadana tanto para la ciudadanía, organizada o no, como para los técnicos municipales y el personal político.

Sus objetivos bien pueden ser:
.- Reconocer el tejido asociativo de la ciudad apoyando y favoreciendo su desarrollo con el fin de definir un nuevo marco de relaciones entre el Ayuntamiento y las Asociaciones.
.- Desarrollar y Evaluar los diferentes canales formales de Participación Ciudadana y del Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana del Ayuntamiento.
.- Impulsar y Facilitar Procesos de Participación ya existentes y la puesta en marcha de otros nuevos en colaboración con las diferentes áreas de actuación municipal.
.- Generar el debate pertinente para lograr un consenso político amplio sobre la Participación Ciudadana y su incidencia en los asuntos municipales.
.- Participar en el trabajo en red con otras instituciones públicas y entidades locales con el fin de intercambiar reflexiones, experiencias y desarrollar proyectos conjuntos en el ámbito de la Participación Ciudadana.
.- Sensibilizar e implicar a la ciudadanía para que participe a título individual en los asuntos públicos municipales.

De ésta manera el Servicio Municipal de Participación Ciudadana centralizará la información de los diferentes canales y procesos participativos que se desarrollen desde el Ayuntamiento y coordinará los procesos y canales de participación que garanticen la deseada visión coherente e integrada en dicho ámbito. Llegándose a convertir en un referente de asesoramiento metodológico para las áreas municipales que emprendan procesos participativos. Cabe reseñar que las funciones del Área de Participación Ciudadana tienen que ser un referente municipal entorno a su ámbito, siendo responsabilidad del resto de las áreas municipales la de planificar y desarrollar sus procesos participativos sobre la base de los criterios generales de un Plan Director. De la misma manera las secretarías de los Consejos de Participación tienen la responsabilidad de trasladar la información y los acuerdos tomados en los mismos a los departamentos implicados.
Debemos de recordar que el éxito del Fomento y desarrollo de la Participación Ciudadana no depende de un sólo área, departamento o servicio, sino de toda la organización municipal.


Las Líneas Estratégicas de Actuación
El Plan Director de la Participación Ciudadana es el Instrumento que Planifica y Ordena las Líneas Estratégicas de Fomento de la Participación Ciudadana del Ayuntamiento a medio plazo, de tal manera que su desarrollo requiere un proceso de implementación progresivo.

Algunas de las actuaciones que proponemos son acciones que se pueden desarrollar a corto plazo y otras son directrices que pueden marcar las líneas futuras de actuación a medio y largo plazo.

A continuación se detallan algunas de las posibles líneas estratégicas a desarrollar:
.- Cohesionar metodológicamente los diferentes espacios y canales de participación en base a las directrices establecidas en el presente Plan Director de la Participación Ciudadana, con el fin de lograr una mayor sistematización de los canales existentes.
.- Crear el Consejo Social del Municipio como espacio global del modelo de participación.
.- Elaborar y mantener actualizada la Agenda Participativa del Ayuntamiento con contenidos procedentes de las diferentes áreas municipales.
.- Potenciar un tejido asociativo autónomo más participativo, democrático y con función social.
.- Facilitar la Participación Ciudadana en las instancias municipales de acuerdo con el Reglamento Orgánico de Participación Ciudadana y realizar las modificaciones necesarias si procede.
.- Potenciar y adecuar los canales de comunicación de que dispone la administración para informar al ciudadano, de manera bidireccional, identificando los distintos niveles de información. Entendiendo la información como condición necesaria para promocionar la participación y la apertura de procesos estables de relación y comunicación entre la administración y la ciudadanía.
.- Revisar los objetivos y funcionamiento de los Consejos Sectoriales y de Barrio existentes realizando las modificaciones o adaptaciones que sean precisas para potenciarlos como Órganos Estables de Participación, dotándolos del liderazgo y de los recursos de dinamización propios y de proyectos con contenidos específicos.
.- Desarrollar los canales y espacios específicos y necesarios para facilitar la participación de las personas a título individual, aprovechando la potencialidad que ofrecen las tecnologías de la información y comunicación para el desarrollo de la participación directa de las personas en los asuntos municipales.
.- Establecer pautas y criterios para la puesta en marcha de procesos participativos por parte de las diferentes áreas municipales.
.- Formar en Participación Ciudadana a los técnicos municipales, a los políticos, a las asociaciones y a los ciudadanos, para capacitar a todos los agentes en técnicas y metodologías participativas que den mayor calidad a los procesos de participación que se realicen.
.- Fomentar la Educación para la Participación en la construcción de una Ciudadanía Activa comprometida con su realidad social.
.- Potenciar las funciones de los Centros Cívicos como espacios de fomento y promoción de la participación territorial y espacio de referencia municipal para la ciudadanía.
.- Revisar y consolidar el papel del Servicio de Participación ciudadana y adecuar sus recursos al desempeño de sus atribuciones.
.- Impulsar la transversalidad como elemento de mejora en la administración municipal para abordar de manera más eficaz las demandas y necesidades de la ciudadanía.
.- Contemplar en los diferentes procesos y órganos de participación la diversidad poblacional (sexo, edad, lengua, cultura, origen, discapacidad…).
.- … … … …


Algunos Consejos Propuestos para la Ciudad de Burgos

En la Dimensión Ciudad:
EL CONSEJO DE CIUDAD, O SOCIAL
EL CONSEJO LOCAL DE PARTICIPACIÓN CIUDADANA
LOS FOROS SOCIALES

En la Dimensión Sectorial:
EL CONSEJO DE LA MUJER O DE IGUALDAD
EL CONSEJO DE CULTURA
EL CONSEJO DE MEDIO AMBIENTE
EL CONSEJO DE LOS NIÑOS Y NIÑAS O DE INFANCIA
LA MESA DE FIESTAS DE “SAN PEDRO Y SAN PABLO”
EL CONSEJO ASESOR DEL PLANEAMIENTO MUNICIPAL
EL CONSEJO DE COOPERACIÓN AL DESARROLLO
EL CONSEJO DE LA TERCERA EDAD
EL CONSEJO DE LA JUVENTUD
EL CONSEJO DE ATENCIÓN A LA DIFERENCIA
EL CONSEJO DE COMERCIO
EL CONSEJO MUNICIPAL DE SERVICIOS SOCIALES
EL CONSEJO MUNICIPAL DE SALUD
EL CONSEJO DE MOVILIDAD

En la Dimensión Territorial:
LOS CONSEJOS DE DISTRITO
LOS CONSEJOS DE BARRIO
LOS CONSEJOS DE CENTROS CÍVICOS
LOS CONSEJOS DE SALUD
LAS MESAS DE FIESTAS DE LOS BARRIOS










Contador de Visitas

Seguidores